A ti que regresas

Que extraño es estar en tu casa y no sentir que lo es.

Esto fue lo primero que escribí la primer noche en Mty después de 10 meses. Todo mundo te advierte del shock cultural que puedes tener llegando a otro país pero nadie te cuenta lo difícil que es regresar.

Regresar siendo diferente e intentar acoplarte a una vida que ahora parece ajena, que se siente rara.

Decir adiós a ese capitulo de tu vida que ni siquiera se puede poner en palabras. No hay palabras suficientes que describan las amistades, las experiencias, las despedidas… simplemente es algo que va más allá de ti. Más allá de lo que imaginaste que sería.

Regresar al cambio.

Porque claro aunque parece que en tu ciudad todo sigue igual en realidad no. La gente también cambio al igual que tú. Puede que tus amistades cambien y vas a tardar en acostumbrarte pero poco a poco irás encontrando gente nueva, gente con la que encajes.

Extrañas a tus amigos nuevos; amigos que vivieron las mejores aventuras contigo. Aquellos que confiaron ciegamente en ti, sin conocerte, aquellos que no juzgaron y se preocuparon más por tu presente y futuro que por tu pasado.

Regresar a la rutina… a lo monótono.

Aunque claro esto depende mucho de ti. Vivir en una nueva ciudad te hace querer  descubrir cosas nuevas.

Te pierdes y encuentras una nueva calle, una nueva manera de llegar, en lo más remoto de la ciudad. Vas encontrando rincones que los vuelves tuyos. Que son tu pequeño descubrimiento. Esas calles que empiezan a convertirse en lo familiar… en tu día a día.

Esa ciudad que se robó una parte de ti, que te enseño a ser más tú, una ciudad que te hizo reír, llorar, aprender, amar… una ciudad que te ayudo a crecer y a ver la vida con otros ojos.

Una ciudad que te conquistó.

Prepárate porque será difícil regresar. Pero velo como una nueva oportunidad para ver todo con otros ojos. Para darte tiempo y conocer tu ciudad, volver a conocer a tus amigos y a tu familia.

Date la oportunidad de conocer lo nuevo en lo de siempre.

Poco a poco irás sintiéndote como en casa y aunque nada va a volver a ser lo mismo sí puedes hacer algo para hacerlo mejor. Todo depende de ti… de tu actitud.

Te deseo lo mejor a ti que regresas.

Te deseo que no pierdas esa felicidad que descubriste al viajar.

Te deseo que encuentres personas que amen este nuevo tu.

Te deseo que seas feliz en esa casa que no se siente como casa.

screen-shot-2017-02-21-at-9-31-06-pm

Anuncios

4 Comments

Add yours →

  1. melissa santillana abril 18, 2017 — 11:28 pm

    Conquistó* 😀

    Me gusta

  2. “Te deseo que seas feliz en esa casa que no se siente como casa.”

    Se necesita tiempo y vida para entender que sentirte en casa ya nunca se va a sentir igual que antes. Pero definitavemnte hay que tratar de ser felices donde sea que estemos, mientras estemos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: